Me llamo Anna M. Rifà i Sais y vivo en Terrassa ( Barcelona). Tengo 50 años, estoy casada  con Joan y tengo dos hijas de 20 y 16 años, Mariona y Laia (pronto las dos exalumnas de la escuela Vedruna-Vall de Terrassa).

Soy licenciada en Historia y me especializé en Arqueología e Historia Antigua. Compaginé esta etapa de mi vida con estudios de Filología clásica e idiomas modernos y con la arqueología de campo (excavaciones arqueológicas )

Desde muy pequeña, junto con mi hermana, entramos en la escuela Vedruna-Vall donde cursé toda mi educación hasta entrar en la Universidad. Mientras estudiada en la Universidad , mi relación con “mi escuela” era clara, pues ya daba clases de refuerzo a grupos muy numerosos y participaba en todo aquello que la Comunidad Vedruna necesitara. Mis padres durante años fueron Presidentes de la AMPA, reforzándose así más los lazos de unión.

Así  pues al terminar mis estudios, dí “mi sí quiero “, a mi antigua escuela , y ya llevo 25 años colaborando y compartiendo mi ilusión, mi pasión por el saber, por aprender, por educar , mi alegría y mis ganas de vivir para ayudar y acompañar a los jóvenes en su crecimiento integral como personas.

De esta manera mi vinculación y  mi aproximación  humilde y sincera ,como mi formación en el terreno de la Pastoral me ha llevado a formar parte del Equipo de Pastoral de la FPEVB (Fundación Privada Educativa Vedruna  Barcelona ) durante diez años y ahora del Equipo de Pastoral Vedruna Catalunya Educació…

El camino de la vida me ha llevado a trabajar, a estudiar más  y a ahondar en la dimensión interior, en la espiritualidad, y más que antes  en el camino de la Fe en Jesús de Nazaret.

La Comunidad Vedruna abarca muchísimo para mí. Desde las primeras hermanas en mi niñez, más adelante compañeras de trabajo y de amistad, hasta  las hermanas que he tenido el placer de ir conociendo  más adelante en trabajo y también en amistad. Además, tengo la gran suerte de poder sumar a la familia Vedruna las personas que forman parte de la Comunidad Vedruna de muchas escuelas.

Forma ya parte de mí, el carisma de Joaquima de Vedruna. Vivo cotidianamente una de sus frases “Todo por amor, nada por fuerza “. Para mí, a través de ella, es una clara lectura del Evangelio. Así pues, intento  vivir, educar , compartir, transmitir, acompañar….siempre desde el amor. Es desde esta presencia, desde el Amor, desde este Amor, donde reside ÉL.

50 años son muchos o pocos depende de cómo hayan sido vividos, pero os  puedo asegurar que los he vivido y los intento vivir siempre siendo consciente de lo que la vida me va brindando , saboreando plenamente el estar con las personas que amo, escuchar a los que necesitan ser escuchados y ayudar en todo lo que esté en mi mano para hacer felices a los demás.

Proyectos relacionados

    Start typing and press Enter to search