tESTIMONIOS

la pastoral vedruna, empezar a abrir las alas

El tiempo que llevo en contacto con la Familia Vedruna (que son casi seis años) ha supuesto un enorme crecimiento personal. Día tras día he ido conociéndome más a mí misma, descubriendo cuánto puedo dar y lo feliz que eso me hace. La Familia Vedruna son un ejemplo de cariño y altruismo, que saben ver el valioso potencial de una persona incluso cuando ella misma no se da cuenta de ello. Para mi la pastoral Vedruna siempre será el lugar que me hizo empezar a abrir las alas.

Cristina Cabrera (24 años)

lugar de encuentro en familia, en comunidad

Participo en el grupo de fe. Inmerso en el día a día, el tener que ir de un sitio a otro corriendo, esa rutina  me llega a embotar con tanta actividad, pasando de puntillas toda la semana. Para mí el grupo de fe es un respiradero, un momento en el que pararme y profundizar. Es un grupo en el que me siento muy a gusto, donde crecemos en la fe, ahondamos en la figura de Jesús, compartimos nuestras inquietudes, lo que nos sugiere la lectura, texto o vídeo que estemos trabajando, qué tal nos ha ido la semana. En definitiva, un lugar de encuentro con uno mismo, con los demás y con Dios. Todo esto sintiéndome en familia, en comunidad. Todo esto en el grupo de fe, en el grupo de vida.

Fernando (22 años)

he aprendido los valores de alegría, amor y empatía

¡Hola! Me llamo Elena y hace 3 años conocí a la Familia Vedruna donde he aprendido los valores de alegría, amor y empatía hacía el prójimo. Cuando entras a formar parte de esta familia no te imaginas con qué empatía trabajan las personas que tienes a tu alrededor, pero según vas conociéndolo aprendes el valor que tiene cada persona y a sacar lo mejor de cada uno. De la Familia Vedruna me quedo con la oportunidad de participar en diferentes actividades como grupo de fe, voluntariados, musical…una gran cantidad de actividades que te ayudan a ser mejor persona y darte a los demás desde la Alegría.

Elena Millas (21 años)

he podido conocer gente con las mismas inquietudes que yo, que aman la vida y hacen experiencia de dios

Desde que conocí a la familia Vedruna he podido participar en diferentes actividades como Grupo de fe, Canta y Ora, actividades puntuales como la recogida de alimentos etc.. Todos ellos han sido un lugar de encuentro entre jóvenes donde hemos compartido testimonios y experiencias de vida y de fe. Este año he tenido la oportunidad de ser invitada a participar en uno de las formaciones que se ofrecen, Monte Horeb. En el he podido conocer gente con las mismas inquietudes que yo, que aman la vida y quieren crecer en Experiencia con Dios. Ha sido un curso en el que he podido conocerme mejor y crecer en espiritualidad, además, compartirlo es un regalo ya que he podido aprender de la vida y experiencias de los demás. Si tuviera que resumirlo me sale decir “encuentro”, “familia”, “compartir lo cotidiano”, “compartir fe”… Seguimos en camino…

Susana De Blas (28 años)

Start typing and press Enter to search