“Colegio Mayor”, “sentimiento colegial”… de eso vamos a hablar. Me dicen que tengo que escribir algo sobre esto, y digo: “bueno, vale, yo escribo”. Pero ahora cuesta, cuesta pensar cómo sería posible resumir tres años de mi vida, y no tres años cualesquiera, tres años intensos, tres años llenos de experiencias, eso es lo que llevo aquí, y no hay renglones suficientes donde escribirlos.

resized_colegiomayorCuando mi madre me decía que prefería que fuese a un Colegio Mayor en lugar de a una Residencia yo tampoco lo entendía mucho, yo creía que en todas partes iba a encontrar una pandilla de amigas, que se pareciesen más o menos a mí, pero no es solo lo que vas a encontrar en un colegio mayor. En este colegio mayor yo he encontrado eso, y mucho más.

 resized_colegiomayor2

 

Hablamos de valores, de actividades, de talleres de formación, de educación, de aprender a convivir, de compartir con otras cien niñas todo ese conjunto de vivencias que forman lo que es la vida colegial. De lazos que se forman, que ahora pienso, nadie puede romper. Lazos que hemos hecho bajo un techo diferente, no en los recreos de un colegio de primaria, no en laboratorios de prácticas, o en aulas de la universidad, los hemos hecho en un Colegio Mayor, y con todo lo que eso conlleva.Recibiendo unos valores, una educación, unas ideas, o una orientación en un mundo totalmente nuevo, en una ciudad mucho más grande de la que seguramente procedemos la mayoría…


resized_colegiomayor3

Llegar a un sitio con 18 años, sin haber salido de tu casa con anterioridad, a una nueva ciudad con una nueva carrera, nuevas amigas, nuevas compañeras, nueva habitación, un nuevo ambiente, todo nuevo es la palabra que más frecuenta primer curso. Y pensar:“ahora qué, ahora con quién me junto, ahora con quién me voy, ahora quién me explica cómo se va al chino a comprar folios y rotuladores, o cómo voy al Supersol a comprar detergente…”. Ya se han ido tus padres y de repente te sientes sola. Y la verdad, nunca pensé que iba a encontrar ese sentimiento de comodidad tan rápidamente.

  Sin embargo yo me encontré en el Colegio Mayor Vedruna a gente que me hizo sentir en familia, integrada a los dos días de estar aquí, y la mejor expresión es “como en casa” y creo que esa simple expresión es a la vez compleja, pues sentirse como en casa sin estarlo es algo muy difícil de conseguir, y aquí yo lo conseguí sorprendentemente rápido y se ha mantenido en los tres años de vida colegial, los cuales nos han enseñado tantas cosas que se nos apelotonan en la mente. Sin saber qué mejor o qué peor, pienso que las tenemos guardadas y fluyen en nosotras, en nuestra vida diaria, y en nuestro futuro pues en resumen yo creo que el Colegio Mayor Vedruna te enseña a vivir de forma independiente y a la vez en familia, haciéndote diseñar tu estilo de vida, especializado para ti, y adecuado a tu persona.

resized_colegiomayor4

Aunque hablo en primera persona, creo que puedo afirmar que hablo en nombre de muchas colegialas, sino son la gran mayoría…Cuando digo que el “sentimiento Vedruna” que todas gritamos ya desde los primeros días, es algo que se lleva muy adentro, y que forma parte de cada una de nosotras. Y que este regalo de parte de nuestros padres que son los que hacen que todas estemos aquí creo que es uno de los que más agradezco de los que haya podido tener.

                                                                                                               Clara Navajas Laguna

Proyectos relacionados

Start typing and press Enter to search